GIPUZKOA BASKET – RETABET BILBAO BASKET (87-91)

El GBC cae en la orilla de un derbi muy peledo.

El primer derbi vasco de la temporada en el Donostia Arena arrancaba con el mejor ambiente en la grada y máxima igualdad en la pista. Gipuzkoa Basket lograba tomar una ligera ventaja en un arranque en el que predominaban las férreas defensas de ambos equipos. No había mucha fortuna de cara al aro en ninguna de las canastas, hasta que un triple de Mumbrú decantaba el primer periodo a favor de Bilbao Basket, ampliando la renta a 5 puntos para el 11-16.

Chery anotaba para recortar distancias, pero dos nuevos triples de los bilbaínos aumentaba la renta y llegaban a escaparse de 10 a falta de 7 minutos para el descanso. Los guipuzcoanos no lograban sumar, mientras el visitante Redivo anotaba sin contemplación para su equipo. El partido se descontrolaba, momento que los vizcaínos aprovechaban a su favor para marcharse de 17. Ellos anotaban todo y al GBC no le entraba nada por más que Porfi Fisac moviera su banquillo en busca de la clave para reconducir el encuentro. Finalmente la primera parte del encuentro llegaba con 28-43 tras un triple de Pardina que rompía la mala racha pero dejaba aún trabajo por hacer.

De nuevo se encargaba Kenny Chery de notar tres puntos para tratar de encabezar la remontada, pero una vez más, mientras los visitantes convertían prácticamente todos sus tiros, los del GBC no terminaban de entrar. El canadiense era el único que parecía encontrarse cómodo de cara al aro y tiraba del carro. Tras una técnica a Fisac, el GBC parecía reorganizarse para empezar a recortar mientras el Donostia Arena apretaba para empujar a su equipo, que se ponía a 8. Cuando el GBC entraba en racha, de nuevo ciertas decisiones arbitrales perjudicaron al equipo, y llegaron a expulsar a Fisac del encuentro finalizado el tercer cuarto a 55-70.

La tensión se mantenía en el ambiente, pero el GBC sabía que no podía dejarse llevar por las circunstancias y siguió peleando hasta volver a recortar a 8. Van Lacke ponía el marcador a 6 con un parcial 12-3. Intercambio de triples tras el que los bilbaínos se ponían de nuevo a 8, aunque el GBC no bajaba los brazos y se ponía a 5, después a 4… Y un triplazo de Daniel Clark ponía el marcador a 2 con 27 segundos por jugar. Ellos anotaban, el británico sumaba dos más… Pero a  pesar del grandísimo esfuerzo, el tiempo corría a favor de la ventaja visitante y el Gipuzkoa Basket moría rozando la orilla (87-91).

 

ESTADÍSTICAS COMPLETAS

0 iruzkin

Iruzkin bat bidali

Zure helbide elektronikoa ez da argitaratuko. Eskatutako datuak markatuta daude