CRÓNICA JORNADA 10 | Remar para morir en la orilla del Pisuerga

Dura derrota para Guuk Gipuzkoa Basket que a pesar de haber hecho un gran esfuerzo durante la segunda mitad del partido para remontar, no ha sido capaz de rematar la jugada. 71-65 en Pisuerga.

El partido ha comenzado muy eléctrico, tanto dentro como fuera de la cancha. El ambiente en el pabellón Pisuerga presagiaba que iba a ser un gran partido. Los locales han empezado mejor, sobre todo gracias al pívot nigeriano Nwogbo que en los primeros 4 minutos ya llevaba 7 puntos en su casillero. Los de Mikel Odriozola han ido mejorando a medida que avanzaba el parcial, sobre todo en la faceta defensiva, lo que ha hecho que poco a poco fueran reduciendo la distancia con Valladolid. Sin embargo, un triple final ha echado por tierra ese trabajo y ha dejado el marcador en 22-17.

El segundo cuarto no ha empezado mejor, ni mucho menos. Tres tiros libres para los locales han abierto aún más la brecha que separaba a ambos equipos. Guuk Gipuzkoa Basket no estaba acertado en defensa y los castellanos aprovechaban para hacerse con los rebotes y anotar. Un parcial de 11-4 ha puesto una distancia de 12 puntos (33-21) a falta de 5:27 para el descanso. Sin embargo, un parcial de 0-7 en el siguiente minuto y medio parecía que volvía a meter al Gipuzkoa Basket en la pomada, pero los locales se han rehecho rápidamente endosando 5-0 en los dos siguientes ataques. El equipo no se encontraba bien y al final, 11 abajo. 44-33.

El partido se había puesto muy cuesta arriba, pero los de Odriozola han sido capaces de remontar el partido de una manera increíble. Un parcial de 3-14 en los primeros 5 minutos de parcial han dejado el partido en 47-47. A partir de ese momento, empezaba un nuevo partido. Sin embargo, Guuk Gipuzkoa Basket no era capaz de ponerse por delante y los locales fueron capaces de taponar la herida. El resultado era de 56-51 a falta de diez minutos para el final del partido.

El último cuarto se preveía absolutamente emocionante. Y así fue. Cuando uno anotaba, lo hacía también el otro. Aunque, para no faltar a la verdad, se sucedían más los errores. Al ecuador del mismo la diferencia era igual a como empezó, cuatro puntos arriba para Valladolid. A falta de 1:30 el resultado era de 67-63 y la empresa se antojaba ya muy complicada. Una acumulación de errores en ataque ha condenado a los guipuzcoanos. Al final, 71-65.

Esto no para. El próximo encuentro para Guuk Gipuzkoa Basket será en Logroño contra Clavijo el sábado a las 20:30. Un desplazamiento en el que se espera representación de la afición guipuzcoana. ¡A seguir!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *